sábado, 30 de marzo de 2013

PROVIDENCIA DIVINA???

Hola!!!   Soy Lady in Blu.

Luego de casi UN QUINQUENIO heme aquí !!!  

Providencia divina???

En mi último post, del 30 de julio del 2008 hice referencia a que si "alguien no cruzaba la pista de baile para sacarme a bailar.... no me interesaba!".

Pues bien, al día siguiente, ese "alguien" y yo iniciamos una relación y NUNCA MÁS PUDE INGRESAR A MI BLOG!!!  Perdí la contraseña y a pesar de mis denodados esfuerzos nunca la pude recuperar durante estos casi cinco años!!!

"Es la providencia divina, una señal....... " me repetía!!!  "Quiere decir que ya no soy una SOLTERA EN LA CIUDAD DE LIMA!", me convencía.

Hoy, que me declaré SOLTERA en mi facebook recuperé mi password de la manera más sencilla e inimaginable........ un designio de Dios???

En fin, vuelvo a estos lares cibernéticos y al mundo de la soltería para continuar con mis estudios "sociológicos" y las tantas historias que suceden a las que volvemos luego de varios años a ser SOLTERAS EN LA CIUDAD DE LIMA!!!!!

Nos vemos!!!! :o)

miércoles, 30 de julio de 2008

Ya no soy Betty La Fea



Conversaba con mi nueva amiga Anna la Soltera sobre todas las cosas que afrontamos en, digamos, este estadío o camino que venimos atravesando.

Fuera de los comunes temas como que al parecer somos una amenaza para los grupos de casadas o emparejadas y que generamos toda una suerte de incógnitas – tanto para hombres como para mujeres . respecto a nuestra vida privada, terminamos deliberando sobre el “abordaje”.

Coincidimos por varias experiencias propias que muchos hombres son incapaces de acercarse, tener iniciativa o dar el primer paso. Entenderíamos eso si nos encontráramos enfrascadas en una charla de chicas, de esas en las que no necesitamos ningún XY pues más que nada nos estorbarían en tan femenina conversación; sin embargo nos puede resultar totalmente frustrante cuando pese a una mirada directa, a contacto visual y a todo un lenguaje corporal de aceptación al moscardón que zumba alrededor, este opta por mantenerse en su metro cúbico, por la retirada, o peor aún, por el abordaje a otra congénere.

Eso me hizo recordar la frase que más de una vez he dicho y no hace mucho tiempo repetí: “Si un sujeto no es capaz de acercarse a la mesa y conversarme, o cruzar la pista de baile y sacarme a bailar… no me interesa! Quiero a alguien que venga por lo que quiere.”.

Fue en ese momento que el novio de Anna la Soltera, El Italiano, salió a la defensa de su género y también de él mismo, para no caer en la calidad de “sujeto-no-interesante” según mi célebre frase.

Es así como nos confesó que esa falta de iniciativa responde a una serie de temores e inseguridades de los hijos de Marte. Temores como interrumpir una charla, que el galán, novio, esposo se acerque en algún momento, o que dada ninguna de las anteriores simplemente sean rechazados.

Finalmente nos confesó otra razón de gran peso específico que estoy segura va a resultar 150% gratificante y reconfortante para las hijas de Venus! Y dijo así: Cuanto más guapa o atractiva es la mujer, más inseguridad puede generar en el hombre. Este puede ponerse a especular el número que ocuparía en la lista de hombres que intentan abordarla en el día y que cansada de esto, ella también mandaría a volar.

Sin embargo, agregó que un amigo sociólogo le dijo que ese era un mito y un karma de muchas mujeres. Que tal vez quien se acerque a ella no era el número número 21 del día sino el primero, y no de la lista del día, sino del mes!

Tengo que confesar que me sentí un poco aliviada y que por primera vez en mi vida entendí en toda su extensión la famosa frase “La suerte de la fea la bonita la desea”.

domingo, 13 de julio de 2008

Chill Out Blog

Son las 4am y estoy sentada frente al teclado esperando bajar la temperatura y las revoluciones luego de una frenética noche más en Depeche y su música de los 80`s: The cure, petshop boys, Roxette, New Order, Erasure..... ustedes nómbrenlo y eso sonó!
.
El lugar reventaba de gente, mucho más que otras veces y la música estuvo mejor que nunca. Fue una noche de baile SIN-PA-RAR, con lo que imagino debo haber quemado todas las calorías de la semana!
.
Pensaba en una "cita" que casi tuve hoy y lo primero que se me viene a la cabeza es una famosa canción precisamente de la época disco de fines de los 70´s cantada por Alicia Bridges y que desde chica se me quedó grabada sin entender claramente su sentido. Hoy lo entendí.
.
"Please don't talk about love tonight
Please don't talk about sweet love.
Please don't talk about begin true,
And all the trouble we've been through.
Ah, please don't talk about all of the plans We had
for fixin' this broken romance.
I want to go where the people dance,
I want some action…I want to live!
Action… I got so much to give
I want to give it.
I want to get some too*
Oh, i…ohhh i…
I love the nightlife, I got to boogie
on the disco 'round, oh yeah
Oh, I love the nightlife,I got to boogie on the disco 'round, oh yeah.
.
.
No importaba en ese momento ni siquiera el famoso del abrigo negro de La Huaca que deambulaba por ahi - que por supuesto ni me reconoció - ni el parecido a Miguel Bosé que pasó a mi lado justo cuando tocaban una versión medio electrónica del Amante Bandido.
-
Hoy una vez más entendí la importancia de sentirse bien consigo mismo y de tener amigos XY, compañeros con quien divertirnos y que nos cuiden de cuanto tiburón navega por las noches de la ciudad de Lima.
-
El redondeo de este tema, contra todo pronóstico, (claro porque es hombre) lo dijo mi compañero de baile de esta noche. Es mejor dar vuelta a la página y no insistir en relaciones que no funcionan o que no dan para más. Hay que vencer la tentación de llamar por teléfono y buscar un encuentro furtivo que finalmente sólo agudizarà todos los resentimientos por los que la relación terminó.
.
Quién diría no? no solo aprender algo tan femenino de un XY sino además de un alumno
-
Dicho esto el plan es llegar a casa, desconectar el teléfono, apagar el celular y dormir... Definitivamente así, el amanecer no trae ningun remordimiento ni arrepentimiento sino más bien. una sensación de paz y satisfacción.
-
Lo han vivido? Como el nombre de una película; Live to tell. (Vivir para contarlo).

sábado, 12 de julio de 2008

La Huaca




El sitio estaba atestado y no precisamente de momias y huacos retratos como su nombre lo sugeriría. Sobre una cortina musical de Jazz ´n Blues en vivo, circulaba - podría decir - la "gentita" más linda de Lima.

Apostaría que al menos a un 80% le importaba muy poco la presentación del saxofonista y sus dos excelentes vocalistas blanquitas con espectaculares voces de negras. Lo importante esa noche era estar ahí, salir en la foto, bajo el lente de Nazim el omnipresente fotógrafo de los eventos nocturnos como veo; el mismo que reclamó y llamó la atención a esta humilde blogger por no escribir semanalmente, no aceptando - por cierto - ninguna de las excusas que ensayé.

Muchos se conocían y sino, conocían a amigos de amigos. La política en esa clase de reuniones, de gente mayormente reciclada, radica en la célebre frase "los amigos de mis amigos son mis amigos". Fue asi, que "conocí" a "amigos" cuyos nombres no recuerdo y a quienes sólo salude con una gran sonrisa.


Fue justamente al del abrigo negro - el único que habia llamado mi atención esa noche - a quien saludé con una amplia sonrisa, nombre bien claro y por poco no le doy todas mis generales de ley: movistar, claro, nextel, gmail, yahoo y msn; y así, inesperadamente como se acercó, (para mi alegría) se retiró sin más gloria y mucha pena para mí.

Volteé donde Shola a comentarle mi decepción y su respuesta fue: "Te das cuenta?" Ley de Murphy: Si algo puede salir mal saldrá!

La misma suerte corrió una modelito (o tal vez anfitriona) a quien, pasando por ahi comiendo maní, ampayé conversando con un solterito que ya he visto deambular varias veces por Cala, Laeñe, entre otros. No pude evitar, mientras caminaba entre el tumulto, oir la conversación: Resultaría pues que nuestro solterito seria en realidad un viudo que no dejaba de hablar de la que fue su esposa, de cuánto la quiso, de la maravillosa mujer que fué y de como ésta era su actual ángel protector (cito sus propias palabras).

La modelito estaba ahí parada con la sonrisa congelada y la mirada atónita; y me imagino que su globo decía: "¿Qué hago escuchando esto? ¿Cómo me escapo de aqui?". Yo por mi parte - aunque el cuadro resultaba un fiasco para ella - pensaba que era tierno y conmovedor, más aún si en más de una oportunidad lo he visto temprano en la mañana dejando a su hijito/a en el nido.

Seguí circulando por ahi y encontré amigas del colegio y del trabajo con quienes me sentí totalmente identificada con el famoso "Hay que hablar para vernos" porque claro, resulta difícil jalar a las casadas a recorrer las noches de ciudad de Lima.

La noche era joven cuando el evento terminó, así que un grupo de "amigos y amigos de mis amigos" enrumbamos al nuevo lugar para los recicladitos de nuestra generación: Depeche Order, en el centro comercial El Polo. El sitio estaba lleno de gente y bailamos sin parar música de los 80´s lo que me hizo recordar las gloriosas épocas de Keops con Roxette, Erasure, New Order, etc, etc, etc!!! A mi retorno a la soltería luego de un largo noviazgo de tantos años como toda mi carrera universitaria!

Esa noche, bailando sin parar - y regresionando a una de las más divertidas épocas de mi vida - por primera vez en año y medio de soltería sentí que no me cambiaba por nadie! Contra todo pronóstico, pensaba lo aburrido que podría haber sido ese preciso momento de estar con una pareja, cuánto podría haber limitado esa diversión una presencia a mi costado diciendo cosas como: "hay que descansar". "esta canción no me gusta", "no te muevas mucho que te miran", "no bailes con nadie más"... "por què coqueteas y bailas con el de al lado?"

No sé cómo será empezar de nuevo. No recuerdo ya cómo es! Lo único que sé es que por fin, descubrí que no es tan aburrido estar Soltera en la ciudad de Lima!


domingo, 15 de junio de 2008

El karma del azul




Me imagino que contra todo lo que pudiera esperar por su desmesurado esfuerzo por el perfil bajo, mi querida amiga Shola ha saltado a la fama.

Hoy, no solamente tiene novio sino que además, amigos y amigas que me llaman y escriben comienzan la conversación o sueltan en cualquier momento de ella la pregunta de rigor: “Y que hay de Shola?” Pese a los meses transcurridos y a los conjuros de muchos de mis solidarios lectores, la respuesta es siempre la misma: “Feliz con su novio”.

El problema es que ello significa para mí una doble soltería: de pareja y de amiga! Era la única soltera disponible, compañera fiel de mis “estudios sociológicos” por las noches de Lima; además de divertida y capaz de hacerme reir a carcajadas con sus reflexiones y análisis.

Como buena ave fénix, renací de mis cenizas y decidí llevar y asumir con gran hidalguía mi entera, absoluta e irremediable soltería en el dedo anular. En efecto, había decidido comprarme el famoso SingelRingen. Mi decisión no era para buscar novio precisamente, sino para encontrar gente que al igual que yo, había quedado atrapada en la soledad de círculos compuestos por parejas y familias, a los que lamentablemente – y esto lo ratificará cuanta soltera lo lea – ya no pertenecemos más que para ir a tomar un café, pero de ninguna manera – salvo esporádicamente - para ir a sus casas a una cena o reunión con novios, maridos y esposos.

Era el día de la madre y conversando con mi prima – viajera a comunidades andinas – me comentó que en los pueblos de la sierra las solteras podían ser plenamente identificadas ya que llevan en su sombrero cintitas colgantes nada más y nada menos que de color celeste.

Luego del almuerzo, mi hermana y yo decidimos autoregalarnos el famoso anillo de los solteros por tan maternal día. Nos dirigimos en mi super bólido al Pharmax del Centro Comercial El Polo y sin más pedimos nuestro preciado regalo que para mi más feliz suerte es precisamente de color turquesa! No importa qué lleve puesto, siempre combinará! Eso me dio aún más alegría y convicción de mi buena decisión.

Sin embargo, reflexionando días después sobre la historia de mi prima y en el color del acrílico que envuelve la plata de mi anillo quedé aterrada con el descubrimiento!

Lady in blue… siempre in blue: ropa, botas, cartera, billetera, peine, reloj, lapicero, celular …. TO-DO! Hasta el cepillo de dientes!

Será acaso ese un presagio de un futuro azul? Que en lugar de sólo cintitas en el sombrero llevo y llevaré el azul por todo mi cuerpo por los días de los días amén? Seré soltera por siempre sin remedio alguno? Soy acaso una soltera empedernida? Es ese el karma oculto tras mi obsesión por el color del cielo y del mar?

Recuerden el famoso dicho: “El que quiere azul-celeste, que le cueste!!!”

PLOP!!!

martes, 29 de abril de 2008

Ahora que tengo novio.


Luego de perder algunos amigos en este largo camino de soltería y de vivir obnubilada por los poemas de amor del cantante de Ubeda, fui tentada, o tal vez convencida…. O casi coaccionada (¿?) por mi querida compañera Shola a surcar un ladies night en la ciudad de Lima, a pesar de la larga y pesada jornada de trabajo que me esperaba al día siguiente.

Fue un compromiso de solidaridad con Shola quien tuvo un pésimo día en el trabajo y resumió en algo como “Te cuento en la noche… Necesito alcohol en las venas!!!”. La salida fue nuestro glorioso regreso a Cala, a donde me había negado a ir desde la desafortunada salida a comienzos de año en que coincidimos con un grupete escandaloso y “vulgarón” de Chollywod.

El lugar, menos atiborrado que los días sábados, estaba agradable y nos sentamos en la barra junto a dos extranjeros: uno casi contemporáneo y otro algo bastante mayor. Aparentemente hablaban de trabajo pero lo cierto es que no les prestamos mucha atención; estábamos concentradas en el día de furia de Shola y en especular sobre posibles encuentros desafortunados en esa noche, a lo que - recuerdo perfectamente – Shola dijo: “Yo no me quiero encontrar con nadie.”

Seguíamos conversando y pasó un “rubión” que yo pensé que era del paquete de los gringos de al lado, pero me equivoqué. Era un llanero solitario que luego de pasar un par de veces a nuestro lado dijo alegremente: “Hola Carla!”, dirigiéndose a Shola. (¿?)

Solapadamente ahogué la carcajada para no ser descortés mientras evidentemente pensaba cómo iba a empezar a narrar esta historia. Me pareció increíble que a estas alturas de la vida, de la civilización, alguien aún use el refrito de “Hola Fulanita, te acuerdas de mí?... Ay disculpa! Es que eres igualita!”.

Hasta ahora, un mes después, no se si realmente existió la famosa Carla, si fue refrito de un manual de abordaje; o si, siendo más esotérica, fue un gran amor en una vida pasada del rubión este.

Por los hechos, me inclinaría más por esta última versión porque evidentemente, donde puso el ojo, puso la bala. Llegó como Llanero Solitario y me dejó la posta. Hoy cuando le pregunto a mi amiga Shola por los planes del día jueves me contesta: “Ahora que tengo novio, no se… recuerda que los jueves son para los solteros!”.

Es así como estoy profundamente preocupada por el futuro de este blog porque tengo ímpetus de muchos personajes de ficción, pero de llanera solitaria, recorriendo bares, jamás! Menos aún si recordamos que hasta Llanero tenía su fiel compañero Toro.


miércoles, 26 de marzo de 2008

40 Kilates Contigo Sabina



Y esta semana santa fue de reflexión.

Recordaba mis noches de adolescencia viendo “Teatro como en el Teatro” y cómo me había impresionado la obra “40 kilates” que protagonizó Gloria María Ureta. No recuerdo detalles del argumento, sólo recuerdo que era una especie de oda a una edad gloriosa; algo que en ese entonces, obviamente no podía entender: ¿Qué puede tener de maravilloso ser una cuarentona? Al parecer esa duda me marcó y generó gran incógnita en mí sobre esos gloriosos kilates.

Hoy, cursando esa década tengo que reconocer que me he vuelto una fanática de Joaquín Sabina (maestro!) y vivo un idílico apasionamiento por él, por sus canciones, por su forma tan particular de ver la vida.

Sin embargo, debo confesar que en un arrebato ultra femenino, cuando escuché por primera vez su canción “Contigo”, me hizo recordar a cuanto ser XY no quería recordar!

La canción comienza en un exceso de egocentrismo recitando una retahíla de cosas que el hombrecito NO QUIERE!!!: un amor civilizado, sembrar y compartir, el 14 de febrero, un cumpleaños feliz, cargar con mis maletas, que le elija el champú, ni brindar por mi salud… ni un columpio en el jardín!

Es decir, un XY totalmente “Anti Lady in Blue”; y en general contra cualquier fémina que sueña con el príncipe azul y caballero en brillante armadura que nos llene de detalles, flores y romanticismo.

Sin embargo, si seguimos escuchando su poema, vemos que lo que el maestro quiere no es la foto de la pareja o familia feliz, los estereotipos de amor sino un amor verdadero: “...lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mí. Y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren.”

Hasta mi conservadora madre que lo tildaba de “borrachoso” quedó al borde de las lágrimas y con la piel erizada ante tal definición del amor.

Me imagino que a estas alturas se están preguntando la relación entre la semana santa, los los cuarenta kilates y Sabina.

La reflexión me llegó en realidad antes de los feriados. En un exabrupto de reconciliación conmigo misma y con mi entorno le escribí a algunos queridísimos amigos haciéndoles saber que nuestra amistad sería por siempre aunque la vida y el destino nos lleve por caminos diferentes.

Uno de ellos pasaría las fiestas en un viaje de ecoturismo buscando “un cambio” según me dijo. No sé hasta ahora qué cambio busca, pero sí me causó pánico el pensar que pasado el medio siglo de vida seguía en una insaciable búsqueda. Yo por mi parte en mis 40´s, a algunas de sus interrogantes respondí “No sé qué quiero”, pero agregué “pero por lo menos ya sé lo que no quiero!”.

Y así, con eso en mente, partí al sur por semana santa invitada por mi queridísima amiga Shola, con quien en una compartida reflexión sobre estos temas, llegué a la conclusión que si yo fuera Joaquina cantaría algo así:


Yo no quiero, una llave de tu depa
Yo no quiero, un closet para mí.
Yo no quiero, promesas que no cumplas
Mudarme a tu casa,
Decir soy tu mujer.
Yo no quiero, eso que quieres darme
Yo no quiero, jugar a ser feliz.
Lo que yo quiero, CORAZON COBARDE,
Es que mueras por mí!

Y morirme contigo si te matas,
Y matarme contigo si te mueres
Porque el amor cuando no muere mata
Porque amores que matan nunca mueren.”



lunes, 3 de marzo de 2008

Los amigos ... que perdí?

Amigos, galanes, pretendientes, amantes, enamorados, novios…. Cómo se deben llamar ahora?

Hoy en día esas palabras casi se usan indistintamente. Se ha puesto de moda llamar “novio” al galán de turno, cuando antes era requisito para tal apelativo no sólo el brillante en el dedo sino un compromiso público y formal.

Sin embargo, aún algunos “amigos” son sólo eso, aunque sus ocultas intenciones sean otras y enterarse que son “amigos, solamente amigos y nada más” (pero de verdad, no como el violinista de la canción de Ana Gabriel con quien se veía a escondidas) puede desencadenar actitudes de lo más extrañas.

Ahora, debo confesar que esto es sólo una especulación mía, pero podría decir que este ex amigo, galán, pretendiente (hasta ahí no más) debe de haber caído en estas páginas del cyber espacio y como en la canción de bread, “i found her diary underneath a tree, and started reading about her…” haberse enterado que ese era su metro cúbico de acción. De otra forma, cómo explicar una conducta como la suya?

Jueves en una noche de verano, evento en céntrico restaurant miraflorino donde esta humilde servidora acudió con otras Solteras de la Ciudad de Lima. Estando sentada en la barra cerca de la entrada, el “amigo” grande y voluminoso hace su aparición junto a una fémina, se dirige a la barra, se estaciona justo frente a mí y saluda y conversa con todas mis amigas ignorando mi presencia. Sí!! Parado frente a mí!!

Yo miraba la escena atónita pues aunque su paupérrima excusa ante mi cordial saludo fue un “No te había visto”, tengo la plena seguridad que si bien no soy blonda, mi pelo azabache y mis proporciones no pasan desapercibidas… o tal vez si? Me quedé con la duda y decidí aplicar un “indubio, pro amigo”.

Habiéndome mudado a una mesa vecina, por alguna razón el “amigo” se acercó a presentar a la “novia” (no les digo?) de su mejor amigo a quienes estábamos ahí sentados. Su introducción fue así: “Fulanita, (a la novia del amigo) te presento a … a….. a……” (osea moi!!!)

No había duda alguna ahora!! Fue entonces que pude darme cuenta de lo que pasaba!!! No es que ya no era mi amigo! No es que esté resentido conmigo!! Es que, además de tener problemas de vista está sufriendo también de amnesia!! Ahora que pienso, debí regalarle por el día de la amistad unos lentes de medida y unas cuantas pastillas de memorex!.

viernes, 15 de febrero de 2008

Mi novia Polly

Todos vuelven! A la tierra en que nacieron, las golondrinas las tapias a escalar, a tus brazos otra vez, etc., etc., etc. Y qué mejor regreso para la “Soltera más emblemática de Lima” - según las palabras de mi querido lector Raúl - que el día de San Valentín.

San Valentin!!! día lleno de corazones, venerado por muchos y odiado por quienes lo consideran comercial, o peor aún, “tendencioso a malas conductas” como en el caso de Arabia Saudita.

Desde mí punto de vista es un día, diría que hasta milagroso!!! Estas son algunas de las cosas que observaron mis ojos negros este día y me hicieron reflexionar:

Lo primero fue un hombre de cerca de cincuenta años caminando desgarbado y acalorado por plena Av. Primavera, con dirección al puente de Monterrico, con un globo rojo en forma de corazón que ondulaba al ritmo de su parsimonioso caminar.

Ahora que lo pienso, era la perfecta imagen del - ahora viejo – niño de quien en algún momento se cantó: “El globo rojo era su amigo, a todas partes iba con él…..”

El cuadro me llamó la atención y me preguntaba si era un regalo que recibió y que desafortunadamente lo obligó a performar esa escena; o era un perdido enamorado en busca de su amor… pero así acalorado? Tal vez sería de los que piensa que los olores naturales son afrodisiacios y que ello incluye el sudor de una caminata en pleno sol calcinante de febrero. En fin!

Fuera de parejitas - algunas de la mano y otras dándose un beso como si la comanda fuera “a chapar, a chapar que el mundo se va a acabar!” - alboroto en general y claveles y rosas por doquier, lo más gracioso que vi era alrededor de las 8 de la noche en Wong un desfile de especimenes XY ramo o arreglo de flores en mano.

Algunos las cargaban como si fuera alguna suerte de material explosivo o infectado. Otros con resignación ante su pública manifestación de hombre detalloso o al menos cumplidor; y por supuesto que no faltaron los que caminaban sacando pecho - flores en mano - haciendo gala de su caballerosidad y galantería, como diciendo: “Así soy chicas, vengan a mí!”

La cosa es que con sus diferentes actitudes veía viejos, jóvenes, super nerds y super cools desfilando por todos los pasillos de wong reclamando o cargando sus flores para la amada.

El hombre sabe el efecto de esas flores, y eso determina el estado de su relación. Las opciones son:

a) Pueden terminar en el tacho de basura como las flores que el ahora esposo de mi amiga Golondrina le mandó una vez cuando estaban peleados.
b) Por el contrario, pueden asegurarle una noche llena de corazones flotando en el aire, si me dejo entender.
c) NINGUNA DE LAS ANTERIORES!!! Lo que es la peor situación y significa que para su damisela este Quijote significa NA-DA!!! { }. (osea, conjunto vacío!).


Como sea, los XY se la juegan y aunque les cueste el papelón de caminar flores en mano o globito en mano, muchos siguen ese ritual de San Valentín.

Ritual que por cierto nadie siguió respecto de la suscrita a pesar que - en la víspera de tan festivo día - cuando empezó mi ritual de embellecimiento un querido amigo peluquero me aseguraba que debía tener “ASI de pretendientes” (moviendo sus deditos de la mano de afuera hacia adentro hasta juntarlos y repitiendo ese acto). Te equivocas le dije; y las horas me dieron la razón.

Tuve una cita… sí, pero con mi pequeña niña para celebrar nuestro amor y amistad. Nos pusimos muy guapas y nos fuimos a ver a los eternos enamorados Yaku y Wayra tomando un rico lonche.

Llegando a casa me puse pijama y zappeando me quedé viendo la película “Mi novia Polly”. Osea, Cómo haríamos con lo aburrido? Sin embargo todo tomó su peso real cuando escuché una frase que el padre del protagnista (Ben Stiller el de Loco por Mary) le decía al mejor amigo de su hijo; algo como:


"No importa lo que fuiste, ni lo que será tu futuro si no estás contento con el
hoy y con quien eres. Lo demás vendrá en el momento inesperado.”


Como en toda película romántica esa frase pulsó el botón que hizo que el personaje de Ben rompiera definitivamente con su ex esposa y saliera corriendo a impedir que Polly se fuera de la ciudad para desencadenar un “happy-ending”.

En mi caso, me hizo entender que no importa si antes San Valentín era un festejo obligado y si durante siglos siempre tuve al menos una flor. Sólo con la tranquilidad y serenidad de zappear la TV en pijama mientras medio mundo hierve entre corazones, volveran los claveles rojos para mí!!!

Hoy es el zapping, en las épocas universitarias era leer una revista. Nunca olvidaré lo que en ese entonces me dijo mi amiga la esposa del ministro cuando lo conoció: "El día que terminé con mi ex y pude quedarme tranquila en casa, leyendo una revista un sábado por la noche, supe que era el fin".

Y así – sin claveles, ni globos, ni tarjetas - he vuelto, para contarles las novedades que este 2008 trajo a algunas protagonistas “Solteras en la Ciudad de Lima” y para incorporar nuevos personajes. Para contarles historias de nuevos galanes o galanes antiguos que resucitaron para una muerte súbita. En fin, de eso se tratarán los siguientes posts.

Me despido, no sin antes agradecer a Mirilia por sus comentarios y cuestionamientos de mi regreso al cyber espacio. A Raúl por su bautizo como “La soltera más emblemática de Lima!” (suena bien, espero que lo sea…..); y a todos mis amigos que preguntaron sobre el receso de este blog. (No se si porque los divertía o porque querían saber si ya no recibirán más junk mails).

Como sea, como decía Julio……. “Los amo a todos!!!! ” y qué mejor día para decírselos que hoy…. El día de San Valentín!!!!

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Especie XY: Recurso natural reciclable


Como comentara en un blog anterior (Ver: “Todo por el cuento de Tom Sawyer” – Oct. 2007), hay momentos en los que creo que la diversión de la soltería es tan cierta como la de pintar la verja en el cuento de Tom Sawyer. Es la manzana de la tentación para que las casadas, novias, enamoradas decidiéramos más alegremente el pasar a las filas de las solteras y no aguantarle pulgas a nadie bajo el consuelo de la eterna fiesta que nos espera; dejando así sueltos en plaza a nuestros hombres para una fiera jauría de féminas desesperadas al acecho.

Todo esto se debe a la eterna pregunta: ¿ Y dónde están los hombres en la ciudad de Lima? Ya les conté en otra historia (Ver “Cien años de Soledad” – Jul. 2007) como una de las últimas noches antes del cierre de Café del Mar concluí firmemente que ese lugar debía cambiar de nombre a “Tierra de Venus”.

Mi amiga Shola – con varios años más de experiencia en estos lares que yo - suele recordarle a todas las aspirantes a la tentación de abandonar la vida en pareja para lanzarse al “fascinante mundo de la soltería” que “La vida es muuuuy dura!” y que existe una sobrepoblación femenina en la ciudad.

Yo no niego que su apreciación sea cierta; sin embargo, creo que mi visión es más positiva - tal vez por naif de haber cumplido recién mi primer añito en este campo – pero creo que es resultado de mi observación del panorama.

Mi primera conclusión es que es cierta la sobrepoblación de mujeres solas en las noches de la ciudad de Lima, pero también recuerdo que el baile del príncipe azul estaba infestado de ansiosas jovencitas casaderas. Sin embargo, una y solo una fue la elegida; y no había forma que esa fuera Anastasia o Griselda.

Qué quiero decir? Mucha envoltura y mucha cantidad, lo que no hace bajo ninguna forma calidad. Como decía hace unas noches César Nakasaki, el abogado de Fujimori, algo como que “muchos escuálidos no harían un sansón” (ki buina!). En mi versión, de lo observado en Cala el último sábado, diría: “No muchas de San Juan hacen una de San Isidro”.

Respecto al punto que no hay hombres en Lima o no hay hombres guapos, considero que eso es cierto por varias razones: Los guapos o “catch” ya han sido oficialmente “caZados” mientras muchas como mi amiga la Canadiense y yo nos dedicábamos a estudiar y a trabajar para ser las “Super Yuppies”. Hoy que miramos atrás, nos preguntamos si fue un craso error y si a nuestras hijas las instruiremos con visión de yuppies o de geishas. Quiénes fueron las inteligentes? Seguimos sin responder la pregunta... será por temor a la cruda realidad?

Otra razón por la que los hombres parecerían ser un recurso escaso – sobre todo los guapos – es porque esos que nos gustan impecables, perfumados, bien vestidos y metrosexuales, en su mayoría son gays! Aplíquese la premisa “Si es lindo, es gay” y redúzcase entonces aún más, el conjunto de los machos peruanos disponibles.

De lo que queda, ... qué les puedo decir? Podremos encontrar aún en CALA, sí.... CA-LA, personajes faranduleros del más bajo nivel de “choliwood”, de esos que tienen acento argentino porque Dios sabe por qué! También galancitos de barrio que hablan en un 90% con groserías a todo pulmón y piden a gritos”su whisky Swing” haciendo gala - ante sus estupefactos e impresionados “amigos de la bodega” - de su conocimiento de licores de alto estirpe; y pidiendo al mozo la botella “prestadita” para mostrarla con orgullo de experto como si fuera un objeto de arte o un trofeo de status.

Ergo, como entenderán, el conjunto queda aún más reducido y hasta podría atreverme a decir que nulo, vacío! Recuerdan las clases de aritmética? Asi: { }. Claro está que eso es considerando un número finito de hombres – digamos - contemporáneos disponibles.

La buena noticia es que además de la opción favorita de Shola de incursionar en rangos menores, podemos incursionar en los mayores o en los extraterritoriales gracias a la globalización y a la internet; y que al conjunto finito nacional (e internacional) le podemos aplicar uno de los más revolucionarios conceptos del siglo XXI: el reciclaje!.

Esta idea caló en mi mente con la noticia de la separación del Presidente de Francia. “Shola! Un catch suelto en plaza!!!” exclamé.

Haciendo un poco de investigación en la web, he encontrado varias definiciones interesantes y hasta graciosas por lo aplicables que serían a los hombres. Dícese del reciclaje lo siguiente: “... proceso de utilización de partes o elementos de un artículo, aparato que todavía pueden ser usados, a pesar de pertenecer a algo que ya llegó al final de su vida útil.”

En este caso, entendamos que un hombre cuya vida de pareja útil a efectos de su mujer, llegó a su fin, puede aún ser utilizado en partes o en todo por otra mujer. No es eso, TODA una luz de esperanza?

Lo mismo se resume burdamente en esta definición: “...proceso mediante el cual productos de desecho, son nuevamente utilizados”.

Una definición más cierta, por los estragos de una separación sería “acción de volver a introducir en el ciclo de producción y consumo productos materiales obtenidos de residuos.”


Ahora, todo esto podría parecer que las que estamos en la segunda soltería nos conformaríamos con cualquier “desecho o residuo”, es decir lo que comúnmente se conoce como el “peor es nada”?


De ninguna manera!

Ni ellos ni nosotras somos necesariamente desechos o residuos. Bueno, un tiempo... mientras dura el luto natural de la separación, las ojeras y los ojos hinchados de llanto puede ser; pero en esencia, el Sr. Presidente es el Sr. Presidente, o no?


Por eso, quiero terminar este blog de “investigación científica” con definiciones más optimistas sobre el reciclaje en la ciudad de Lima: “...proceso donde materiales de desperdicio son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas”. Y “...proceso que tiene por objeto la recuperación, de forma directa o indirecta, de los componentes que contienen los residuos urbanos”.


Debemos pues entender, que el haber formado una pareja anteriormente y que esto no haya funcionado no significa ser un fracaso. Tal vez el diamante en bruto no cayó en manos de un experto pulidor sino en las de alguien que ni siquiera supo de qué se trataba. Lo que otra consideró un desperdicio, el sapo del estanque, puede ser un hermoso príncipe con el beso de la princesa adecuada.


En conclusión, el proceso de reciclaje que propone este blog consiste en que juntos aprendamos del pasado y nos transformemos en nuevas y mejores personas, recuperadas de los errores anteriores.


Podemos hacerlo? Sí podemos!!!

viernes, 9 de noviembre de 2007

8 de Noviembre: Día de la independencia!!!


Lo único que puedo decir al respecto, mis queridos lectores, es que entonen el NUEVO HIMNO DE ESTE BLOG con las notas de nuestro himno patrio. Y dice así:


YA SOY LIBRE!!!
UN AÑO
UN AÑO Y
QUIERO QUE SEA SIEMPRE!

Y SI ANTES DUDABA,
DUDABA, DUDABA.
HOY YA NO!

QUE FALTEMOS AL VOTO SOLEMNE,
QUE YA NO HABRA FIDELIDAD NI AMOR:
QUE FALTEMOS AL VOTO SOLEMNE,
QUE YA NO HABRA FIDELIDAD NI AMOR.

(POROPOPOM... POROPOPOM.....)

LARGO TIEMPO
UN GRITO OPRIMIDO
INVISIBLES CADENAS ARRASTRE
CONDENADA A UN CRUEL MATRIMONIO
YAKIMPORTA!! YAKIMPORTA!!
YAKIMPORTA... POR FIN ME IMPORTO!!!

MAS PENSABA Y MAS ME CONVENCIA
LIBERTAD DE MI BOCA SE OYO
LA INDOLENCIA DE ESPOSA SE SACUDE
YA NO HAY NADA...
YA NO HAY NADA...
YA NO HAY NADA, MEJOR YO ME VOY!
YA NO HAY NADA, MEJOR YO ME VOY!

MEJOR YO ME VOY!!!

YA SOY LIBRE!!!
UN AÑO
UN AÑO Y
QUIERO QUE SEA SIEMPRE

Y SI ANTES DUDABA,
DUDABA, DUDABA
HOY YA NO

QUE FALTEMOS AL VOTO SOLEMNE
QUE YA NO HABRA FIDELIDAD NI AMOR
QUE FALTEMOS AL VOTO SOLEMNE
QUE YA NO HABRA FIDELIDAD NI AMOR!!!

POROPOPOM
POROPOPOM.....

miércoles, 24 de octubre de 2007

El telefonito es... una necesidad!!!

"... Llamada tras llamada.... y bla, bla, bla, bla, blaaaaa!!!"
Así es... y lo sabemos desde la infancia, épocas aquellas en las que una joven y flaca Hola Yola con boina y pantalón campana nos lo cantaba sosteniendo un pesado auricular negro, de esos que hoy se encuentran en tiendas de antigüedades.

Actualmente, en pleno siglo XXI, el teléfono es más que una necesidad, una adicción; un anexo de nuestro ser que puede hacernos regresar varias cuadras a casa sólo para recogerlo; pues sin el celular, nos sentimos incompletos, más aún si nos encontramos en esos momentos o días de la vida en que como Alejandra Guzmán queremos gritar “Llama por favor!!! Soy un cero a la izquierda....”

Es en ese estado como – contra todo pronóstico - casi encontré a mi querida amiga Shola este fin de semana en nuestra incursión por Dalmacia.

Ni bien entramos, volteé porque sentí unos ojos sobre mí. Era un hombre alto, bastante guapo que por un momento me pareció el doctorcito de la costa verde, lo que obviamente casi me sube la presión al punto del desmayo! Volví a mirarlo para cerciorarme que no sea y él estaba nuevamente mirándome. Me vino el alma al cuerpo cuando confirmé que era otra persona y por el alimento a mi ego que significaba su insistente mirada. Pedí mi Blue Margarita y, dándole la espalda, me dispuse a escuchar la nueva historia de mi amiga Shola:

Hace un par de semanas conoció a un hindú que estuvo llamándola, escribiéndole y chateando con ella hasta que finalmente el viernes salieron a tomar un vino en La Bodega de Chacarilla. El hombre, más joven que ella (cosa que no puede importarle menos) es lo que nosotras llamamos un “brainy” de esos inteligentes, con carreras brillantes, maestrías, phd´s, es decir, todo un afrodisiaco!

Pasaron tres horas conversando hasta que finalmente se despidieron y calabaza-calabaza-cada-uno-a-su-casa. En eso el teléfono de ella suena en una de sus modernas versiones: el mensaje de texto. “Me encantaría que vinieras a mi departamento” proponía el hindú. La respuesta de Shola no se hizo esperar y en resumen fue: “Te equivocaste”. “Conéctate al messenger” replicó él; y así fue como “chatísticamente” él le confesó que ella le gustaba y ella le preguntaba por qué se lo decía por messenger si habían pasado tres horas juntos frente a frente. La conversación continuó hasta que se despidieron, apagaron las computadoras y luego continuaron por la versión más portátil: mensajitos de texto por el celular. Toda una necesidad hoy en día ven?

Eso fue todo y según Shola eso será todo. Todo el sábado y todo el domingo el hindú se evaporó para partir a la India este lunes. Entonces, la pregunta era lógica! Cómo se hubiera sentido luego de la noche en el departamento del hindú si sin que nada pase vivió pegada al celular esperando una llamada o un mensaje de texto todo el fin de semana? La llamada o mensaje que guarde coherencia entre la palabra y los actos.

En medio de su narración, Shola me hizo voltear para que vea cómo el que alimentó mi ego tomaba y besaba la mano de la fémina a su lado. Mi comentario inmediato, luego de la historia que acababa de escuchar fue: “Vamos a ver si la llama mañana”! y las estruendosas carcajadas estallaron.

Entonces, la pregunta de rigor es: Existe un timing? Cuál es el perfecto? “La visita al departamento” nos asegura tenerlos al lado?

Tengo amigas convencidas en que hacerlo es sinónimo de atrapar, ligar o enganchar, pero tal vez exponiéndose que ni bien otra camine al lado del hombre éste voltee insistentemente a mirarla. Así, no me interesa.

Esta situación de incertidumbre no sólo es cuando nosotras suponemos que nos llamarán sino también cuando ellos lo dicen!!! Situación brillantemente ilustrada en este chiste de las Superadas de Maitena al final de este post.

Y así sucede. Entre otra ronda de vodka, blue margarita, tortilla española de patatas y pulpo gratinado, nos pasamos varias horas tratando de entender la psiquis masculina y sus ganas de enredar todo: diciendo que harán lo que no piensan hacer o actuando de manera diferente a lo que piensan o sienten. Y ellos nos llaman complicadas a nosotras!

Mi teoría de la evolución se confirma en este aspecto también. Ellos siguen en su rol de las cavernas: son nómades, errantes, esparciendo sus semillas por la ruta. Nosotras, en cambio, hemos evolucionado y – aunque no llevemos una vida sedentaria entre el trabajo, la casa, los hijos y la reconstrucción sentimental - optamos por echar raíces, formar hogares y tener estabilidad.

Esa es la diferencia! El instinto de anidación de la mujer y el errante del hombre. Somos diferentes y siempre lo seremos; y supongo que no nos queda nada más que aceptarlo o resignarnos a ello. Debemos dejar de buscar respuestas de formas y momentos; y como decía mi amiga la China, debemos “play it by ear” y tomar el resultado como una lotería. Si la ganamos, bien por nosotras, y si perdemos deberemos cargar en el hombro nuestras propias equivocaciones. Sin embargo, algo saludable de recordar siempre es, que después de visitar el departamento, el silencio del telefonito es aún más doloroso.
Maitena.... Maestra!!!!


lunes, 8 de octubre de 2007

Tom Sawyer episode 2 (3-3)

Todo por el cuento de “Tom Sawyer”.


Luego de Los tres chanchitos y El Gato con Botas en el Teatro Larco, el sábado regresaba a casa en compañía de mi hija alrededor de las 9 p.m. En una llamada de rigor a mi hermana, ésta me invitó ávidamente a su casa a departir con algunos padres de familia de la clase de mi sobrino, con quienes estaba preparando una parrillada. Mi obvia respuesta luego de oficiar de “nana” durante todo el día fue negativa; sólo quería ponerme pijama y ver una de las tantas películas que aún no tengo cuándo ver y que finalmente no vi (hasta hora no sé por qué?)

Fue recién hoy día en el almuerzo que me enteré que tan atenta invitación se debía a que entre los invitados había un padre que – digamos - pertenece a este club; y obviamente mi hermana, fungiendo de “cupida”, ya le advirtió que nos presentaría.

Empezó entonces, toda la campaña de marketing, sobre este misterioso producto del género masculino: Mi sobrino (amigo del hijo del hombre en cuestión) me dijo directamente “... y tú tienes que hacer que deje de fumar, fuma mucho!”. Yo no supe ni siquiera qué contestar! Mi sobrina lo describió exactamente como un “Papanoel bonachón alto y panzoncito” y mi hermana me dijo que era muy agradable, excelente padre y últimamente muy preocupado por reducir su “pancita” y mejorar sus looks. Debe ser bien “buena gente” pensaba yo; y de pronto, luego de tal aluvión de propaganda subliminal cambiaron de tema abruptamente dejándome con toda la curiosidad encima. Digamos: Edad? Qué hace? Qué estudió? En qué trabaja?

Pasó el almuerzo, pasó la tarde, pasó la noche y acabo de recordar esta intención de “emparejada”. De pronto vino a mi mente mi primera y última cita a ciegas en esta segunda adolescencia (Ver: Blind Date y el Yaris Rojo – Abr07); y un furtivo coqueteo con un doctorcito.

Luego de algunas invitaciones (que tuve que postergar por otros compromisos), finalmente el doctorcito y yo salimos y decidimos continuar el dating game. Sin embargo a los pocos días me llamó “acosadora” como su única salida honrosa cuando me negué a ir en mi “avión con lunas oscuras” (como él describía mi auto) a la Costa Verde... no al restaurant obviamente, sino a la playa de los asmáticos!!! (Requete PLOP!!!! – como él mismo diría).

Con esas experiencias, pensándolo mejor, sigo quedándome en casa con ganas de ver las más de 30 películas que me faltan ver, o siguiendo los consejos de mi amiga La Novia del Inglés.

Me reencontré con mi querida amiga La Novia del Inglés en el almuerzo de ex alumnas. La gran sorpresa fue (aunque confieso que ya me lo habían chismeado) la ro-ca que llevaba en el dedo. Así es. Luego de un tortuoso divorcio, en un viaje a Europa conoció a su Inglés en Alemania. Se conocieron apenas una o dos semanas y el internet y el chat hicieron el resto: El tomó el avión desde la otra mitad del mundo, desde el viejo continente, no sólo con el ya mencionado anillo de compromiso sino con mucho amor e intención de hacerla feliz hasta el último día de sus vidas.

El consejo de La Novia del Inglés es obvio: "Cyber Love Lady in Blue,... Cyber Love!!!"


“El Chat es el camino... el Chat es el camino!!!” sería su himno, parafraseando la canción de los apristas en la primera campaña de Alan.

Confieso que he evaluado esa alternativa como lo he comentado en posts anteriores, pero hasta ahora, lo único que conozco por ese medio que valga la pena, es un queridísimo amigo cibernético desde hace 9 años. Es mi compañero y sabio consejero virtual, conocedor de todas mis penas y alegrías; y quiere casarse conmigo en cuanto salga mi divorcio (al menos eso me ha dicho más de una vez, dos, tres..... veces).

Cuento de hadas? De las mil y una noches diría yo! Tendría que ir a un lejano país del lejano oriente (aún no se a cuál de dos). En uno usaría obligatoriamente un “burka” ni bien baje del avión; y en el mejor de los casos (el otro país), sólo podría mostrar la cara y las manos. Vestiría mangas largas, faldones o pantalones que no muestren la figura; y llevaría un “hijab” que cubra mi azabache pelo, mi cuello y el escote.

Adiós a mis nuevos bikinis de Applauzzi para el verano 2008!!! En la playa tendría que estar en una especie de toldo-cabaña (aún no entiendo bien cómo es) e iría al mar solamente para bañarme con un atuendo similar a un wetsuit de tablista o peor aún, a la ropa de baño bombacha de rayitas y con faldita como en los años 20!

No! Eso tampoco es opción... creo... al menos aún no me convence; aunque jugando con mi pareo azul, frente a la cam, debo confesar que me parece muy sexy llevar un hijab.

En fin, si el camino es el cyber-love como dice La Novia del Inglés, tendré que seguir navegando la red, aunque en esa ruta siempre estaríamos expuestas a historias como las de mi amiga Jade hace un par de fines de semana.

Si tuviera que describir a Jade diría que es artista, tranquila, suavecita, tímida y definitivamente conservadora! Me contó entre avergonzada, divertida y horrorizada su aventura virtual hace dos sábados por la noche.

El era un nuevo amigo cibernético: Joven, italiano y casado. Habían conversado sólo en un par de ocasiones y esa noche se reencontraron nuevamente. Su tono fue algo más audaz y no dudó en proponerle de frente que “lo ayudara”. La primera reacción de Jade – me cuenta – fue de rechazo a esa propuesta, pero ante la insistencia del italiano y a las copas de vino que había tomado ella, cambió de opinión y decidió “divertirse” un rato a costa del hombrecito este (así lo narra ella misma). Le siguió el juego de la manera más fría y objetiva mientras que él sólo pudo concluir con un “Eres estupenda!!!!!”

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!! No sólo ella se reía cuando me lo contaba sino que me río yo misma a carcajadas mientras lo narro.

“Soy estupenda!.... “Estupenda!! Te das cuenta???? ... Qué significa eso????? Eso le dirán a las prostitutas????” Jade no dejaba de cuestionarse, reirse, sentirse algo avergonzada y de pensar cómo sería el brindar esos “servicios” en la realidad. Me confesó que era su primer “affair virtual”, su “primera vez” online, y lo que es peor, su primera vez de “ruca” en toda la vida!

Ese también es el camino virtual.... el mismo que siguieron algunas ucranianas y rusas en la película “Tráfico Humano” y terminaron vendidas como mercadería. Es un camino riesgoso pero tal vez el único que nos queda en esta ciudad de Lima, ya que como conversábamos Shola y yo la otra vez: Dónde está toda la diversión y todo el mercado varonil que las solteras nos hacían ver cuando estábamos casadas?

La respuesta es fácil: todo esto nos pasa por creernos el cuento de Tom Sawyer! Nos dijeron lo divertido que era pintar la reja para que la pintáramos nosotros; es decir, nos dijeron que era divertido estar soltera para que de pronto hayan dos hombres más sueltos en plaza!!!!

domingo, 23 de setiembre de 2007

Los hombres también lloran!

Si creen que el título les suena familiar es porque lo saqué de esa famosa novela donde Verónica Castro se convirtió en diva. La versión original es "Los ricos también lloran", por dejar traslucir que el dinero no da felicidad. Mi título es porque - contra todo pronóstico y paradigmas que tengamos sobre los hombres - ellos no son como el hombre de lata del Mago de Oz que tenía el pecho vacío, osea carente de corazón. Aunque sea bien al fondo, bien escondido y aunque sea chiquitititito, tienen su corazoncito que los hace sufrir de amor y por qué no, de soledad.

Nos fuimos pues Shola y yo una noche, una vez más, a Cala. El verdadero motivo era celebrar con unos Blue Margaritas mi ya pasado y no celebrado cumple.

La barra estaba llena cuando llegamos pero me pareció divisar al fondo un lugar libre. No sólo me llamó la atención el espacio sino - debo confesar - un hombre guapo con casaca de cuero marrón que definitivamente era un lunar en toda esa población "Calense".

Como en realidad buscaba un lugar donde sentarnos, sin ningún reparo caminé hacia donde estaban ellos (el guapo venía con amigo incluido), para darme con la ingrata noticia que era el pedazo de barra que se levanta para que los mozos circulen y no tenía bancos.

De cerca me pareció más guapo aún pero Shola encendió las luces rojas y sirenas de alerta de inmediato. Era el esposo (tal vez ya ex ¿?) de una amiga de su promoción del colegio, así que lo conocía y me brindó el CV más preciso que podía siquiera esperar. Resulta que no era sólo guapo y casado, sino con toda, repito, to-da la plata de Lima.

Estuvimas paradas un rato y ellos tomaron la mesa frente a nosotros. Yo quería sentarme y finalmente conseguimos la mesa al lado de ellos. Nuestro plan era - como todos saben - de estudio e investigación de campo, así que el mío sin querer consistió en enterarme de las penas de amor del guapo y su amigo.

Ellos definitivamente estaban en otra! Ni nos miraban, ni nos hablaban, tal vez algún choque de sillas fue el máximo contacto con ellos; estaban concentradísimos y sumergidos en sus copas y tristezas. Eran el típico caso de amigos desahogando las penas en un bar. El amigo le contaba lo enamoradísimo que estaba de la fulanita, de lo dolido que estaba, y bla, bla, bla.... entre la bulla del lugar y que no quería espiar su conversación privada sólo pude captar su "dolor", el cual era totalmente soportado por el guapo amigo quien lo escuchaba ventilar sus más profundos sentimientos y por cierto de cuando en cuando, soltaba también algunas perlas de sufrimiento.

No todo esa noche fue dolor y pena sin embargo. También fuimos rondadas por un sujeto que pasó frente a nosotras una decena de veces, sosteniendo su trago en la mano, mirándonos abiertamente y esbozando una sonrisa de lo más lorna por no decir estúpida.

Shola y sobre todo yo estaba impresionada de lo "nerd" de su actuar. Yo prácticamente no podía contener la risa de lo patético que lucía rondándonos, mirándonos y riéndose como a solas. Una vez más estoy convencida que quien escriba un "Manual de abordaje para dummies" se hará millonario. Es realmente tan difícil tener el mínimo de aplomo o seguridad para acercarse y decir "Hola"?

El tercer protagonismo se lo llevaron una rubia que esperábamos se vaya desde que llegamos para tomar su sitio en la barra y un fulano que deambulaba por ahí solo. Primero saludó a unas al lado de la rubia y luego de buenas a primeras ya conversaba con ella para luego abrazarla y hasta tirársele encima y estamparle un beso.

Entre la catarsis de al lado, el nerd y la rubia y su galán se pasaron las horas hasta que decidimos irnos. Cuando me paré nuestro vecino, el amigo del guapo, se recostó sobre su silla, mirando hacia atrás donde yo estaba poniéndome el abrigo y me preguntó (se dignó a...) "ya te vas?" Lo miré, miré al guapo que estaba sentado frente a mí y contesté un simple "Si" y como en la canción de Luis Miguél "pegué la media vuelta" y comencé a caminar hacia la puerta. El nerd seguía ahí parado frente a nuestra mesa y cuando pasé a su lado osó decirme "chau" mientras yo caminaba sin siquiera voltear a mirarlo.

Bien dice el dicho: "No llores por no haber visto el sol porque tus lágrimas no te dejarán ver las estrellas". Me dí cuenta esa noche que tanto hombres como mujeres nos cegamos y nos dejamos imbuir en los problemas y pesares que perdemos oportunidades, no necesariamente de amor, sino de amistad, de trabajo, de buenos momentos, de alegrías y de risas.

Es igual que la soledad, nos aterra tanto que vivimos obsesionados con la búsqueda de la media naranja, que muchas veces está o pasa a nuestro lado y sin darnos cuenta de ello, la dejamos partir.

No sólo las mujeres no queremos terminar solas. Los hombres también lloran por la soledad, lo que pasa es que no todos son capaces de decirlo abiertamente como mi amigo Mr. Volvo (Ver: "Mi Galán ya tiene Novia" - ago 2007), con quien luego de varios meses compartimos una larga y amena charla donde descubrì que su novia no era novia y que su búsqueda continuaba.

domingo, 19 de agosto de 2007

Quiero mi sombrero de floripondios






Este silente período de ausentismo no ha significado un mes sabático para mis estudios de campo y mis reflexiones sobre esta segunda adolescencia con soltería "una vez más"; es más, logré llegar a algunas sabias conclusiones.


Me reuní nuevamente con mi compañera, la popular Shola, para emprender nuevos estudios sociológicos. Entre charlas de café y trabajos de campo, filosofábamos sobre nuestra realidad; analizábamos el mercado, las razones por las que nos encontramos en él y finalmente, los por qués por los que nos gustaría salir del mismo.


Entre las varias divagaciones sobre el tema, si por ejemplo en el camino veíamos una novia con velo y faldón de encajes entrando a su limo con destino al altar, comentábamos casi emocionadas: "Mira, se casan!!......." para luego de una pausa, mirarmos con cara de interrogación y concluir la oración a coro con un "...pobrecitos!", seguido - por supuesto - de burlonas carcajadas de brujas malévolas sacadas de un cuento de hadas.


Eso que suena gracioso y sarcástico no es sino producto de nuestra pobre opinión del matrimonio dado los funestos resultados de nuestras respectivas experiencias. Sin embargo, ambas coincidíamos constantemente en lo mismo: la vida debe ser en pareja! Algo como el viejo dicho "Una pena entre dos es menos atroz".


Entonces, convencidas y decididas, comenzamos a observar a nuestro rededor. Caminábamos por un centro comercial y observábamos la materia prima existente. No nos molestaba la cantidad de familias pululando juntas y felices y ni siquiera las parejas! Lo que nos llamaba terriblemente la atención era el standard de - digamos - belleza que encontrábamos en plaza: paupérrimo! y aún así, emparejados!


De esta observación, recojo una segunda frase de cliché de las abuelitas que mi prima me suele repetir: "Para todo roto hay un descocido" ; y la muestra más relevante de ello fue una señora de al menos sus casi sesentas con un sombrero de paja adornado con unos floripondios y anteojos grandes de carey con lunas ahumadas. No era muy alta y ni que hablar de espigada; y vestía algo que redondeaba el estilo de su sombrero: algo parecido a un pantalón ancho con blusón encima y un chaleco largo (osea, moda costal). Aún así, ella andaba feliz coqueteando y riéndose a carcajadas (escucharla me hizo voltear y descubrirla) de la mano de un sujeto a quien ella le llegaba al hombro; pero no era un sujeto cualquiera: era alto - aunque reconozco desgarbado y no muy agraciado - lucía bastante más joven que ella... y era extranjero! Osea, la vieja se había chapado un chibolo-gringo de sabe dios dónde y lo andaba luciendo a disfuerzo vivo por el Jockey Plaza un domingo por la noche.



A pesar de las semanas transcurridas, Shola insiste que la tía me impresionó. Cómo no hacerlo? De cuando en cuando me encuentro con amigas que me comentan sus "aventuras" por el quirófano sea por lipos arriba, abajo, adelante, atrás, o todo eso junto; ojeras, arrugas, botox. Osea, es el tema! Todo lo posible para lucir jóvenes y bellas como dice mi madre. Con decirles que hasta yo he empezado a usar cremas!


Ni rubia, ni lacia, ni joven, ni flaca. La tía del sombrero de floripondios tal cual la describí tenía su "descosido" al lado que la llevaba de la mano y eso le bastaba, mientras otras no teníamos a nadie. La tía no pierde tiempo ni se angustia en analizar el mundo y menos por sus looks; lo +Chic de Ripley ni lo Hot que TIENES que tener en tu closet la inquietaba.


Esta semana - sin recordar a la tía del sombrero de floripondios - al verme al espejo quedé convencida que debía tomar acción sobre mi vida sedentaria y por ende por mi figura que podría estar desfigurándose. Empecé a hacer un poco de ejercicios, caminar y hasta montar bicicleta, convencida que sólo así podré mejorar mi agenda social en el ya próximo - casi a la vuelta de la esquina - verano 2008.


En este momento que narro la historia, estoy cambiando de forma de pensar. "Es de sabios cambiar de opinión", decía mi madre. Pues entonces, opino ahora, que tal vez mi mejor opción será ir mañana mismo en búsqueda de un sombrero de floripondios!

viernes, 17 de agosto de 2007

Terremoto de soledades

"Sola, te vas quedando sola...

en una palabra perdida,

siempre sola,

por la vida..."


Recuerdan esa canción ? Era el tema de la telenovela venezolana "Amazonas". No soy fan de ese género definitivamente y menos dejaría una conversación telefónica o regresaría a casa porque "tengo que ver MI novela" cómo más de una vez he escuchado; y no sólo a las tías sino incluso también a varias amigas!


Todo lo que sé y recuerdo es que eran tres hermanas hijas de un hacendado y como tenían caballos, las llamaban amazonas. Pero lo que más me impresionaba era esa "bendita" canción y su insistencia en que una mujer guapa, joven, heredera y enjoyada iba a terminar sea como sea "...siempre sola, por la vida..."


La canción - confieso - era pegajosa, pero además escalofriante! Parecía un conjuro o la condena del hombre a esta mujer (que nunca supe a cuál de las tres se refería). Le echaba una "maldición de soledad de por vida" y me hacía pensar qué nos deparaba a aquellas menos afortunadas que la protagonista!


Todo este tema estaba guardado en la memoria más arcaica de mi cerebro, algo más antiguo aún que un floppy disc, pero salió a flote precisamente en estos meses de segunda soltería, como un fantasma con sus cadenas que en lugar de gritar "buuuuuuu!", me persigue y me canta "Sola.... te vas quedando sola.... siempre sola, por la vida".


Cuando he comentado esa angustia por mi porvenir, amigos y amigas me han dado respuestas de lo más variopintas: "Vas a rehacer tu vida, no te preocupes.", "Es mejor estar sola que mal acompañada", "Piensa! la tranquilidad no tiene precio.", "Diviértete y no te compliques", "Tienes suerte de tener a tu familia.", "Eres joven, profesional, buena salud y tu bebé es lindo y sano. Eso es lo importante!" y etc., etc., etc.....


En resumen: puro cebo de culebra para mi real preocupación! Dije huérfana? NO! Familia ya sé que tengo, o no se dan cuenta que a lo que me refiero es a la "familia de comercial" compuesta por el papá, la mamá y los hijitos? Osea, la típica "familia feliz" que vale más que la diversión y que tal vez poniendo las cosas en una balanza, bien valdría un poco de intranquilidad y de problemas si tienes con quién enfrentarlos.


Definitivamente, esta gente no entiende nada! Me dice las frasecitas de cliché como un consuelo y ni siquiera entendieron mi preocupación. Es más, ahora sumo a ello la desolación de no ser comprendida por quienes me rodean y por quienes se supone son mis amigos.
Así pensaba, hasta que tembló la tierra. Tembló de la forma más fuerte y por el tiempo más largo que mi existencia haya experimentado. Por esos avatares del destino, un café en Starbucks quedó cancelado y la flojera venció a la intención de ir a Saga del Jockey Plaza. Díganme si no es cierto que "estamos exactamente en el sitio que Dios quiere que estemos". El mío era en casa, sentada en mi computadora con mi bebé jugando a mi lado.
Cuando mi madre nos llamó a gritos desaforados, salí a la sala sin apuro de la mano de mi bebé y recién ahí me percaté que el movimiento no terminaba. Lo único que pensaba era mantener la calma para evitar traumas en mi regalo de Dios. Luego del segundo remezón que convirtió al suelo en una oruga de cemento, pensé por primera vez en toda mi existencia que tal vez, esta vez, sí era el final.
Tenía a mi bebé frente a mí, cubierto con mis brazos y hacia mi cuerpo. Mis padres a mi lado y la casa al fondo que me preguntaba si se desplomaría o no. Parecía que recorría todo ante mis ojos y aún así mi calma era inconmensurable. Estoy segura que si Dios hubiera decidido recogerme ese día, hubiera muerto con una paz infinita.
Ese terremoto ha tumbado no sólo muchas casas y se ha llevado muchas vidas. Creo que a otros tantos nos ha remecido profundamente para entender lo que es realmente importante: Estar vivos, tener a nuestros seres queridos, salud y amor.





lunes, 13 de agosto de 2007

Mi Galán ya tiene Novia.

Los hombres - al igual que los males - vienen todos juntos. Es así que entre marzo y abril a sólo unos 4 meses de mi separación tenía como 3 galanes revoloteando a mi alrededor. Si a esto agregamos dos "eternos gileritos", mi club de fans era de cinco!!! :o)))
.
Me pregunto.... ¿Qué fue de ellos?
.
Así es la vida: Si tienes trabajo, te caen otras propuestas; si tienes pareja, aparecen giles. Bien hacía hace años (cuando me peleaba con mi esposo) al mantener mi hermoso anillo de compromiso en el anular de la mano izquierda.
.
Ante ello, una vez mi padre intrigado me preguntó el por qué. "No sólo porque es lindo mi anillo, papi; sino que esto es como buscar trabajo: no resulta muy atractivo presentarse como desempleada." El dió como única respuesta una expresión atónita ante tal razonamiento y modernidad que, dentro de todo, tenía cierto sentido.
.
Hoy contaré la historia de una de las cinco estrellas que por un tiempo iluminaron el oscuro paraje que significaba mi reciente separación:
.
Para mí, él era Mr. Volvo, aunque estoy segura que muchas lo habrían llamado su "Mr. Big" a lo sex in the city.
.
Era galante, caballero, empresario pudiente y venía montado en una Volvo 4x4 con asientos de cuero. Padre de sólo un hijo, pero además, padre postizo, amoroso y protector de los tres hijos de su segunda mujer (con quien obviamente ya no estaba).
.
Juntos fuimos a bailar, a conciertos, cenas, shows, almuerzos y a la playa. Nunca nos faltó tema de conversación y creo que la calificación bien merecida era una "Muy agradable compañía". Compañía que hoy - me acabo de enterar - ya tiene una nueva compañera.
.
Por qué es eso?
.
Podría despotricar de toda aquella que me haya desplazado del trono de Reina donde Mr. Volvo me tenía. Despotricar por ejemplo, que si era amiga de la ex de él, o si se portó mal (muy mal) con su ex novio; que si es fea, gorda, baja, despeinada o cualquier descripción malévola que se me pueda cruzar por la cabeza.
.
La verdad es que así son las cosas. No importa si quien viene en el camino sería calificado como "Mr. Big" por la propia Carry; para mí el requisito es un sencillo sonido, tan corto e imperceptible que es increíble todo el efecto que puede causar.
.
Lo que quiero decir es que si en más de un mes uno no oye el "click", sólo nos queda esperar que alguien más lo oiga por nosotras y haga feliz a ese amigo que merece ser amado por quien es.

sábado, 11 de agosto de 2007

Having your baby


"Having my baby
what a lovely way of saying
how much you love me.

Having your baby,
I´m a woman in love
and i love what is going through me."
(Paul Anka & Odia Coates - 1974)


Ella tiene 43, es separada, blonda y madre de tres hermosos niños. Tiene ahora además un novio que parecería ser su futuro esposo; y como tal, le ha dicho que le gustaría tener un hijo con ella (sin contar los tres de él).
.
Es acaso este hombre como "Mr. Solis" el macho latino de la serie "Desperate housewives" que fue capaz de inseminar a la empleada coreana ante la infertilidad de "Gaby"? Uno de esos seres XY que creen que si el matrimonio es el Master de la Vida, los hijos serían el PhD? Uno de esos pocos hombres que son capaces de amar a sus hijos - no cuando ya por fín los ven o los tienen en sus brazos sino - por la sola idea de tenerlos?

"Es el único hombre que me ha dicho que quiere tener un hijo conmigo" dijo Blondie - madre de tres - con un enorme signo de interrogación en la cara en señal de no saber qué hacer. Supongo que su indecisión es entendible luego de haber "cerrado la fábrica y abierto el parque de diversiones"; y sobre todo por el factor tiempo.

Ojo! hablo del tiempo, no de la edad. Por algo la ciencia ha avanzado y mujeres como mi amiga Margarita pueden ser madres primerizas de sanos y robustos niños luego de los cincuenta! (y si no me creen, busquen las noticias en El Comercio).

Para las señoras de las cuatro décadas creo que los factores a considerar para emprender el maravilloso viaje de la maternidad nuevamente es la suma de muchos "tiempos" que finalmente sí podrían repercutir en la edad.

Algunas requerirán un "desligue" previo, otras terminar o incluso comenzar el divorcio; y otro grupo encontrar al "padre o donante", para entonces empezar a escribirle a la cigüeña y además convencerla!!! Finalmente, están las que tendrán que convencerse a sí mismas una y otra vez, sobre todo si ya han terminado o están terminando la crianza de hijos.

El grupo de las liberadas de la maternidad responderían: "Volver a los pañales?", "Ya no me da el cuerpo para las malas noches", "Dar de lactar de nuevo?" y podrían aún llegar a otras preocupaciones como "Y malograr mi lipo y otras cirugías?.... No Way!!!"

Ese es el derecho de la mujer, como también lo sería lanzarse nuevamente en la aventura de una panza ante tan romántica propuesta masculina: "Quiero tener un hijo tuyo"; frase por demás tierna, conmovedora y conquistadora, pero que a la vez puede ser terriblemente manipuladora.

Nunca voy a olvidar el efecto que causó en mí el mismo mensaje parafraseado de diferente manera, pero por alguien que no era ni mi pareja. En aquel entonces, encontrándonos mi esposo y yo en pleno trámite de solicitud a la cigüeña, este amigo - al enterarse - me confesó: "Me encantaría que ese hijo fuera mío".

Frase peligrosa, perturbadora y difícil de olvidar, más aún si en nuestra sociedad de burbuja de Lima, los machos no suelen desear o solicitar los hijos explícitamente sino que son las mujeres quienes se encargan de tomar esas decisiones y en el mejor de los casos convencerlos al respecto.

Yo ya fui bendecida por la maternidad y también perturbada por cierta confesión. Hoy que soy una señora de las cuatro décadas no creo en el cuento de las abejitas y las florcitas; y si decido ser madre una vez más, sólo espero que sea un hombre que se sienta tan emocionado con ello como Paul Anka en su canción. Es de los años 60 ó 70, pero desde que la escuché cuando era aún muy niña, supe que ese era el tipo de hombre que querría como padre para mis bebés.



domingo, 29 de julio de 2007

Under pressure!

Hace unos días, leía toda la discusión que armó la opinión de un blogger para quien las mujeres alrededor de los treinta sólo piensan en casarse y tener hijos. Muchas decían que era cierto y otras se rasgaban las vestiduras diciendo que no!
.
Yo opino que quienes lo niegan quieren detener o al menos demorar el tic-tac del reloj biológico y del natural instinto de anidación que tarde o temprano - indefectiblemente - las alcanzará (hablo por experiencia); o actúan en rebeldía a la evidente presión que la sociedad de burbuja de Lima ejerce sobre nosotras:
.
Cuando sales del colegio: ¿Qué vas a estudiar?... Cuando estás estudiando: ¿Ya tienes novio?... Cuando tienes novio: ¿Cuándo se casan?... Cuando te casas: ¿Cuándo tienen hijos?... Cuándo tienes el hijo: ¿Y, cuándo la parejita? y.... Cuándo te separas!!!!! ¡¡¡¡¿¿¿¿¿Qué vas a hacer ahora?????!!!!! ¡¡¡¡¡¿¿¿¿Dónde vas a conocer a otro????!!!!!
.
Todo eso me hizo recordar la conversación de hace un par de semanas con mi tía Monalisa, quien en un momento de desesperación - ante mi nuevo estado de soltería - y luego de indagar si una disco, el gimnasio o el trabajo era el lugar idóneo; me sugirió buscar a mi media naranja por internet. Acto seguido, supongo que ante mi evidente sorpresa por tan peculiar recomendación, me aseveró firmemente que muchas personas lograban rehacer su vida cibernéticamente.
.
Eso es cierto e incluso una pareja de muy buenos amigos míos se conocieron por ese medio: él, un gringo ganador de una lotería y ella peruana, viven ahora el sueño americano con una hermosa pareja mixta de mellizos.
.
Pero no todas las historias de amores cibernéticos que he escuchado tienen el mismo final feliz. Entre casados que se hacen pasar por solteros, cuyas enamoradas de la red fueron capaces de atravezar océanos y montañas sólo para enterarse que su "peruvian cyberlove" no era available; wet backs o balseritos misios que en la web son poseedores de grandes mansiones y veloces autos europeos; y por supuesto los casos de sexo y personalidad falsa; me resulta un poco "escalofriante" ese tema. Sin embargo, no lo descarto y definitivamente lo considero más viable cuando, conociendo de alguna forma a la persona, el "amor" viene por la red.
.
En conclusión, sí creo en la "magia" del enamoramiento o de la amistad por internet a pesar de los riesgos antes descritos. Mi madre más de una vez me ha preguntado - tal vez tratando de entender este fenómeno de la globalización - sí consideraba posible siquiera, que dos personas - que nunca se habían visto o que no compartían el día a día juntos - pudieran enamorarse por internet.
.
Mi respuesta es radicalmente afirmativa! Recordemos que el amor por internet no es otra cosa que un amor "epistolar" como aquél de las antiguas doncellas y los apuestos caballeros cuyo romance era básicamente alimentado por poéticas cartas de amor finamente perfumadas. Recordemos también, que el papel (y la pantalla) aguanta todo y que finalmente el amor comienza como una gran ilusión. Por último, tengamos en cuenta que la soledad frente a una computadora también nos vuelve vulnerables o más seguros y nos hace más abiertos a quien está al otro lado del ordenador; seremos pues capaces de decir o de leer confesiones que resultarían impensables en una conversación face-2-face.
.
Lo dije en el primer post (Ver "Once and Again... la segunda adolescencia" - Abr07), contamos ahora con medios deliciosos que pensábamos "supersónicos" en nuestra primera adolescencia: mensajes de texto a celulares, messenger, emails y web cams! Todo esto nos permite mantener las endorfinas al máximo porque para esta tecnología no existen fronteras ni horarios. El puede estar en el último lugar del mundo (como decía Montaner) o en Lima mismo, y tu mensaje le llegará - alterando sus hormonas - en plena reunión de directorio, con un paciente o con un cliente.
.
Definitivamente el internet es un arma y un medio; sin embargo, sigo pensando que ESA no es necesariamente la solución. Servirá para unos y para otros no. La verdad es que la respuesta a esa presionante pregunta de mi tía Monalisa que se resumía a ¡¡¡¡ ¿Cómo?, ¿Cuándo? y ¿Dónde?!!!!! es simple: No lo sé.



lunes, 16 de julio de 2007

Cumplo 25 años!!! Y ahora.... qué hago???

Ya sabemos que esos 25 no son de edad. Eso no sería problema alguno, ni siquiera recuerdo cuando los cumplí. Si me acuerdo sin embargo, los 18 y los 30! Dos edades que me generaron una especie de crisis.

La noche antes de cumplir 18 años me senté en los columpios de mi infancia que estaban en el jardín y me puse a llorar... me preocupaba la edad! ¿Pueden acaso explicármelo?

La crisis de los 30 fue diferente y confieso que me da pudor contarla pues fue una rareza: le agarré tirria al pelo! No sólo me lo rapé a su mínima expresión sino que además, reduje mis cejas a la mitad! Lo peor que podía pasarme en esa época - aún discotequera - era bailar junto a una fémina de pelo largo, esas que al bailar deciden trapear a todo el mundo con su larga cabellera (eeewwww!!)

Ahora voy a cumplir 25... osea las bodas de plata de mi graduación del colegio y si no hago una catarsis voy a volverme loca en el intento de solucionar lo que esto significa!

Me siento igual que la adolescente de mi sobrina de 17 años para quien el sólo escuchar el diminutivo “prom” es sinónimo de hiperventilación, ansiedad y angustia! Pero ella es una fresca! En quinto de media TIENE que pasarse por eso! Yo recuerdo mi historia...

Tren Cuzco-Macchu Picchu en el viaje de prom. Nos encontramos con el hermano de una de mis mejores amigas (que no fue al viaje) y un amigo de él. El vagón entero alborotado los invitó a pasar y tengo por ahí refundida alguna foto de los dos sentados en el piso contra la puerta totalmente dormidos con el chú-chú del tren. No se si por lo divertido y compañeros que fueron nació ahí la idea o fue una de esas “inspiraciones repentinas” que suelo tener que no siempre terminan bien.

La cosa es que invité (al hermano de mi amiga) a la fiesta de prom con una escasa anticipación de tres semanas. Su respuesta fue: “Me encantaría, pero la hermana de unos amigos me ha invitado a su fiesta hace ya tres meses y no puedo dejarla plantada!”. Era, es y será siempre todo un caballero!

Sin embargo, uno de chiquillo no mide consecuencias y unos días después recibí una llamada suya: “Voy a la prom contigo!!! Le dije a la chica que eras mi enamorada y que también era tu fiesta!”. Yo no sólo estaba feliz de tener una pareja, que era un chico lindo, guapo y divertido, sino que además, me había solucionado la vida! Hasta ese momento, parece que hubiera entrado en un letargo y no había movido ni un dedo al respecto.

Fui felíz a contarle a mi madre tan buena noticia y ella – como presagiando el final – me dijo: “Hijita, no se labra la felicidad propia a costa de la desdicha ajena”.

Si siempre digo que “Mi mami es mi barbie.” (por dulce y bonita).... me retracto! Ese día fue una maléfica bruja que veía en su espejo el nefasto futuro! Pues dicho y hecho. Faltando una semana y unos diítas más para la fiesta, llegué a mi casa al medio día y - oh sorpresa!! - me esperaban en la sala mi mejor amiga y su querido hermanito. Ella cruzaba la piernecita y la movía mientras cachosamente tarareaba algo como “Mmmmm........Aquí va a pasar algo....” Lo miré y me dijo: “Mis amigos me han cuadrado por plantar a su hermana... sólo faltaban 3 semanas y ahora ya no tiene pareja. Tengo que ir con ella!”. Qué podía decirle? Las palabras de mi madre retumbaron en mi cerebro!!!

Ese sábado – a una semana de la prom y vestida con mi toga de graduación - me armé de valor y resignación y llamé a uno de mis amigos de la infancia (mi madre moría por él por supuesto). El tenía un compromiso, pero le dije que TENIA que venir, que era algo breve. Me porté como la peor malcriada, lo invité a la fiesta sin siquiera mirarlo a la cara y como quien no quiere; tanto que él respondió: “Me estás invitando a mí???? Seca, indiferente y necia le dije que sí sin ninguna emoción.

El día de la fiesta, el cocktail fue en mi casa. El estaba guapísimo, bronceado, con el pelo rubio de rulos y ojos verdes (bueno... cliché de chico churro, suelo preferir morenos). Mis amigas me decían que cambie de cara, hasta quisieron robarme mi pareja dado mi descontento; pero para mí, era ... él!!! mi amigo desde los once años! Osea, totalmente “bo-ring” como parejo de prom!

El se portó maravillosamente conmigo desde el momento que llegó a mi casa. Trató de hacerme sonreir y finalmente (luego de varias horas por mi necedad) lo logró. Me divertí muchísimo en la fiesta y fue porque era él! Mi amigo desde los once años! Bailamos toda la noche sin parar y durante todos estos 25 años me he arrepentido de haber sido tan malcriada con él; incluso creo que alguna vez – ya de mayor – me disculpé y ni cuenta se había dado porque pasaba por alto mis faltas!. Definitivamente fue la mejor pareja que pude tener!

Volviendo al 2007, el problema es que toda esa tragedia se repite este año, en tan solo unos meses, con la fiesta de prom por las bodas de plata de egresadas; y no creo tener tan buena suerte como a los 17!. Deben recordar (y sino, lean el blog “El primer baile...buscando el príncipe azul” - abr07) que en febrero pasado regresioné a toda esa experiencia.
Me pregunto si el día de la prom. me refugiaré en un tazón de pop corn y una maratón de “Lost” o “Desperate Housewives” mientras todas las casadas, caZadas y caZadoras bailan con sus respectivos; o si una vez más cenicienta en su vestido azul llegará sola al baile... Pero tal vez... si los “idus de marzo” están a mi favor, llegaré en una hermosa carroza con mi vestido y príncipe (ambos azules)!!!

Qué me depara el destino? No quiero ni pensarlo! Sólo a Dios le pido.... que me coja confesada!